Página principal | Contactar | Inscripción | Descargas | 12-10-2008  
E.I.
Acerca de E.I.
¿Por qué español?
¿Por qué E.I.?
Destinos E.I.
Alcalá de Henares, España
Salamanca, España
Málaga, España
San Rafael, Costa Rica
Cuernavaca, México
Información
Ofertas Especiales
Cursos de español
Alojamiento
Actividades / Excursiones
Precios y Fechas
Pedir más información
¡Matricúlese ahora!
Servicios
Servicios Gratuitos
Folleto Gratis
Contactar
Examen de nivel
Lecciones de español
Agentes E.I.
Universidades y Escuelas
Otros idiomas
English
Español
Français
Deutsch
Italiano
Português
日本語
Resumenes del Web
Suomalais
Svenska
Nederlands
한국말
русский
El flamenco en Málaga

Al hablar de "Flamenco", esta palabra nos evoca imágenes y sensaciones muy distintas.  Flamenco es una palabra con niveles y variaciones complejas.  Para algunos puede ser la imagen de una mujer fuerte y poderosa, zapateando y dando vueltas en un baile lleno de emoción y expresión.  Pueden ser las sensaciones dejadas por el cante triste e incomprensible de un "cantaor", o  una secuencia de una solitaria guitarra que nos mete completamente en otro mundo con sonidos exóticos y complejos.  Significa cosas distintas dependiendo de quién la diga y quien la oiga.  Es una palabra que existe en muchas lenguas, pero las raíces de la palabra no son tan claras.  Dicen que la palabra "flamenco" viene de las dos palabras árabes, "felag" (campesino), y "mengu" (fugitivo).

El Flamenco en Málaga es sólo una de las variantes del baile y la música que existen en la región de Andalucía, en el sur de España.  Aunque no hay datos exactos, hay quienes piensan que el Flamenco llega a España con los gitanos, que se asentaron aquí por primera vez en el siglo XV.  Es muy creíble, ya que la música que se toca tiene muchos rasgos comunes con la música de la India, y dicen algunos que los gitanos venían originalmente de esta parte del mundo. 

Al llegar a España en esa época, los gitanos se juntarían con otros grupos y culturas distintas que convivían en esta tierra, como los musulmanes, que vinieron desde distintas zonas del Norte de África y los judíos que también vivían en España en aquella época.  El flamenco es una mezcla de estas tres culturas y la nueva identidad que formaron mientras convivían en Andalucía.

Con la influencia de otras culturas, los gitanos fueron los que llevaron y desarrollaron el flamenco.  Eran ellos los que lo cantaban y bailaban para expresar sus sentimientos, como entretenimiento y como arte.  En los siglos XV y XVI lo más común era usar solo el cuerpo como instrumento de expresión.  Bailar y cantar, más la percusión del toque de las palmas, era lo que usaban para crear bailes y canciones.  Esta forma tan sencilla y pura del flamenco se llama "a palo seco". 

Poco a poco el Flamenco se ha desarrollado y ha ido creciendo en popularidad.  Entre los años 1765 y 1860, los tres centros más importantes del Flamenco fueron Cádiz, Jerez de la Frontera, y el barrio Triana de Sevilla.  Durante esta época, hubo una transformación de quién y cómo se participaba en el baile.  Desde ser un fenómeno de la gente gitana, o sea, desde ser una forma de expresión exclusivamente practicada por y para la gente gitana, se estaba convirtiendo en una forma reconocida de entretenimiento para la gente española, quienes se juntaban en patios, ventas y salones privadas para verlo. 

No fue hasta finales del siglo XIX cuando la guitarra se integró con el flamenco.   La época entre 1860 y 1910 se llama "La edad de oro del Flamenco", porque se desarrollaron todas las facetas: el baile, el cante y los instrumentos.  Claro que después de 1910, el flamenco ha seguido ganando popularidad, alcanzando tierras lejanas, y evolucionando en multitud de variaciones.

En la provincia de Málaga, por ejemplo, podemos ver la variedad que existe en el Flamenco dentro de una pequeña zona.  Los verdiales, las malagueñas, las rondeñas y las jaberas están todos considerados como cantes flamencos.  Para hablar del flamenco malagueño, hay que hablar del fandango, que es simplemente un baile folclórico español que tiene raíces en la zona de Huelva, pero que se desarrolló de manera distinta en la zona de Málaga. Todas las variaciones mencionadas arriba son realmente variaciones del fandango, cada uno con instrumentos distintos, por venir de la tierra y de la gente que existía en esta zona.  De estas variaciones, la malagueña es la que más destaca y sobrevive en lo que es el Flamenco malagueño de hoy. 

Hablar del flamenco malagueño realmente es hablar del cante Juan Breva. Fue él quien puso Málaga en el mapa de la historia del flamenco.  Nacido Antonio Ortega Escalona en el año 1844 en Veléz-Málaga, dedicó su vida al cante, transformando el verdial folclórico al flamenco malagueño.  Pasó unos años de éxito en Madrid, donde cantó en varias ocasiones para la familia real y también en varios clubes y teatros de moda en aquella época.  Su estilo es conocido como luminoso, sin adornos, directo, fuerte  y lleno de emociones.  Federico García Lorca era uno de los muchos aficionados a la música de Breva.  Escribió este poema:

Juan Breva

Juan Breva tenía
cuerpo de gigante
y voz de niña.
Nada como su trino.
Era la misma
pena cantando
detrás de una sonrisa.
Evoca los limonares
de Málaga la dormida,
y hay en su llanto dejos
de sal marina.
Como Homero cantó
ciego. Su voz tenía,
algo de mar sin luz
y naranja exprimida.

El Flamenco que se puede oír hoy en día pertenece a un movimiento dentro del género que se ha abierto bastante a nuevas influencias y estilos musicales. Músicos como el guitarrista Paco de Lucía han atraído una nueva generación de músicos y audiencias al arte, y al contrario al Flamenco de hace 100 años. Hoy la guitarra puede ser el foco de la música, en vez de simplemente ser acompañamiento.   También, instrumentos como el cajón, un instrumento de percusión peruano, flautas, violonchelos, violines, y sitares son solo algunos que están incorporados en el flamenco que tocan los músicos actualmente.  También la música bossa nova, el jazz, y el rock se han beneficiado de él y han contribuido al flamenco. Músicos como el almeriense Tomatito, el jerezano Gerardo Núñez, el catalán Juan Manuel Cañizeres y el cordobés Vicente Amigo, han añadido un toque individual al arte. 

Los raíces del Flamenco, los sonidos y movimientos particulares que pertenecen únicamente a este arte andaluz, son muy vivos hoy en día.  Como un buen vino, o un viejo árbol, puede ser que haya cambiado mucho a través del tiempo, ganando y perdiendo mucho de lo que fue originalmente.  Puede que sea distinto de lo que era, sin embargo, las fuentes de los gitanos de hace más de 500 años son iguales a las de entonces.  Ahora muchas personas de todo el mundo pueden experimentar los sentimientos de los gitanos y compartir este arte en todas sus variaciones, estilos, y composiciones.  Como todo buen arte, el flamenco ha superado la prueba del tiempo y continua superándola y reflejando las tradiciones más interesantes y ricas de la cultura y la gente andaluza.

 

Escuela Internacional Central Registration Office
C/ Talamanca, 10, 28807 Alcala de Henares (Madrid), España
Teléfono: +34 91 883 12 64, Fax: +34 91 883 13 01
e-mail: info@escuelai.com

Ciudades España
Paseo por Salamanca
Compras - Salamanca
Vida nocturna - Málaga
Gastronomía - Málaga
Gastronomía - Salamanca
Ocio - Alcala
Excursión a Segovia
Excursión a Siguenza
Viaje a Matavenero
Fiestas y Eventos
Semana Cervantina
Carnaval en España
Feria de Abril-Sevilla
San Isidro en Madrid
Festival de Cine/Alcalá
Fiesta del Pilar
Navidad en España
Villancicos
Cultura
Museo Picasso
Flamenco en Málaga
Corrida de toros
Cervantes en Alcalá