Learn Spanish with Escuela Internacional
 

El Carnaval en España: El Pero Palo.


En cada rincón de España se celebra esta fiesta tan popular como antigua y en cada sitio tiene sus propias peculiaridades, sus propias características y tradiciones. Uno de las más originales y arraigados quizá sea el de la Comarca de la Vera, en Cáceres, llamado el Carnaval de Pero Palo.

Cada año, en esta localidad de Villanueva de la Vera, en la Comarca de la Vera se hacen los preparativos para continuar un año más la tradición. Desde el domingo hasta el martes de Carnaval, la plaza de Villanueva de la Vera y sus calles se convierten en un magnífico escenario con una curiosa representación en la que todos los vecinos participan como personajes salidos de un pasado ya lejano.

Desde el domingo anterior al carnaval, la gente ya puede saborear un poco el festejo. El sábado por la tarde empieza todo el proceso reuniéndose el “Capitán” con todo el gentío y se deciden algunas cosas como dónde se colocará la “aguja” (escalera) en la que se colocará al Pero Palo.
El origen del Pero Palo es incierto, puede que se tratara de un ladrón o malhechor que durante la Edad Media bajaba al pueblo en Carnaval para realizar sus fechorías, también existen teorías de que podía ser un cobrador de impuestos o incluso un guerrillero. El festejo en sí parece tener mucha relación con la representación de los procesos habituales de la inquisición durante la Edad Media a los reos de la época. Se trata de la recreación por parte de todo el pueblo de la condena del Pero Palo, un muñeco confeccionado con raíces y paja, vestido con ropajes antiguos. Es una figura cubierta con una máscara, vestida de negro y tocada con un sombrero también negro.
Este personaje es juzgado cada año por el pueblo durante la “Judiá”, tras la procesión del silencio del domingo. Es un antiguo ritual mediante el que se dividen los asistentes en dos bandos, uno a favor y otro en contra del prisionero. El pueblo entero se disfraza y participa en el juicio del Pero Palo en diversas procesiones por todo el pueblo caracterizadas por el sonido de los tambores, los petardos y cohetes, representaciones, ritos y jolgorios.

Un mozo montado en un burro anuncia la condena del Pero Palo por las calles del pueblo con gran aclamación por parte de todos los villanovenses.
La plaza se llena de colorido puesto que los vecinos se visten con sus mejores galas. Por otro lado, los mozos del pueblo hacen la ofrenda de las calabazas disfrazados de mendigos.

La verdad es que al final, el Pero Palo termina manteado y ardiendo en la hoguera, pero eso sí, la máscara y el vestido que lo cubría son guardados en casa de una familia del pueblo que lleva desde tiempos inmemoriales dedicada a este fin. De esta manera se podrá fabricar un nuevo Pero Palo al año siguiente y continuar un año más con esta peculiar recreación de Carnaval.
Visitar esta localidad durante estas fechas es muy recomendable para vivir un Carnaval diferente, lleno de historia y tradición, en un paraje rural de incomparable belleza. No dejes que te lo cuenten, ¡vívelo!

Cáceres y la comarca de la Vera.
Cáceres es una ciudad situada en la comunidad extremeña, destacando en ella su conjunto histórico que ha conservado las diferentes culturas que a lo largo de la historia se han ido asentando allí.
Actualmente Cáceres es un núcleo universitario y de servicios, con una creciente actividad cultural entre la que merece destacar la celebración de festivales medievales y certámenes literarios y artísticos.

En la provincia de Cáceres, nos encontramos con una Comarca rural que es La Vera. Situada entre el río Tiétar y la Cordillera Central, protegida de los vientos del norte y expuesta al sol, la Vera disfruta de abundantes aguas y un relieve accidentado.

Su economía está basada principalmente en la agricultura y la ganadería. Zona muy próspera, en ella se dan gran variedad de cultivos, desde los bosques, prados y huertos, al tabaco y el pimentón, los dos pilares básicos de la economía de esta zona. Los pueblos que integran esta comarca de La Vera están cargados de tradición tanto por sus costumbres como por su estructura arquitectónica. Los más importantes son Jaraíz, la mayor población de la comarca; donde vivió en su niñez Don Juan de Austria, el Monasterio de Yuste, donde el emperador Carlos V se retiró en los últimos años de su vida, actualmente albergue de una congregación de monjes Jerónimos; Jarandilla con su castillo del siglo XIV, que ha sido convertido en Parador Nacional de Turismo. Otros pueblos importantes son: Aldeanueva, Losar, Villanueva, Valverde, Viandar, Garganta la Olla, Madrigal, etc.